Si te gustó el contenido del blog me harías un gran favor siguiéndome

miércoles, 22 de marzo de 2017

Reseña Nº 146: El lirio de fuego

El lirio de fuego

libro-novela-historica
Vic Echegoyen
Ediciones B
547 páginas
Novela Histórica

El escenario es Francia, entre los años 1588 y 1632, centrándose los acontecimientos a comienzos del siglo XVII, durante el reinado de Luis XIII, período de tiempo de transición política, religiosa y cultural del pueblo francés. El fondo de la historia está compuesto por los hechos que progresivamente convertirán a Francia en el país más fuerte de Europa durante ese siglo, debido a la concentración del poder absoluto en el Rey, lo cual fue gestado por el Cardenal-Duque de Richelieu, primer ministro de Francia.

El cardenal utiliza diversos medios para lograr sus objetivos, y entre ellos está la utilización de espías y mensajeros con enlaces en el extranjero. Debido a esto, reclutó a una hábil y bella mujer que se ganó su confianza, de la cual no sospechaba su verdadera identidad. Lo que terminó provocando la fuga de delicados documentos que podrían poner en riesgo la seguridad del reino, y quizá la suya propia. Para resarcirse de este error, el cardenal envía a su mejor hombre, León Bouthillier, con drásticas instrucciones para su captura.

"Es un conspirador, un espía y un traidor sin escrúpulos, capaz de matar a cualquiera que se interponga en su camino. Habla varios idiomas con fluidez, puede cambiar de identidad rápidamente, y se mueve con la misma facilidad en Francia, en Inglaterra y en los territorios del imperio". Pág. 14.

León inicia un camino que lo dirigirá a un curioso destino elegido por el propio Richelieu. Acompañado por extraños personajes, seguirá la huella de esta misteriosa mujer, de la cual, durante el transcurso de la persecución, irá conociendo su pasado. Los detalles de su vida y sus orígenes familiares, se remontan hacia finales del siglo XVI, en los tiempos del Rey Enrique IV.
Aun antes de nacer, su destino ya había sido trazado como desafortunado. Fue apartada de la estirpe familiar desde muy pequeña y rechazada por sus más cercanos cuando más lo necesitaba. Su carácter independiente y una curiosidad insaciable, la llevó a formar una personalidad que combinaba un gran intelecto con una fuerza interior capaz resistir cualquier adversidad.

"Vuestra hija es una salvaje. ¡Una vergüenza para la familia! No puedo hacer nada por ella, salvo rezar". Pág. 157.

Ella acepta las consecuencias de sus propias acciones, pero no está dispuesta a pagar por falsas acusaciones, ni menos por traiciones. Lo que la lleva a huir para sobrevivir y tramar su propia venganza, llevando consigo la marca maldita del lirio. Es un largo camino el que recorre a través de los barrios más humildes y miserables de Francia e Inglaterra, pero con ingenio y sacrificio, logra incluso ser aceptada en ambas cortes, donde utilizará toda su astucia y conocimientos para satisfacer todos sus anhelos.

"..., la expiación y la renuncia al mundo no era un precio demasiado alto por seguir viviendo". Pág. 222.

Esta novela se basa en los mismos hechos que hicieron famoso a Alexandre Dumas con "Los tres mosqueteros". Pero está narrado de una manera completamente diferente, más adulta, madura y mucho más profunda. Y desde luego, desde un punto de vista completamente diferente. El resultado es que, los que conocemos y adoramos "Los tres mosqueteros", también amaremos este libro, y los que no han leído a Dumas, lo amarán aún más.

Lo primero que sorprende, es el juego narrativo que nos propone desde el inicio. Adoro cuando los autores se ponen creativos: empezamos por el epílogo. Sí, por el epílogo, una idea fantástica para no presentar la historia de forma lineal, vale decir, empezamos por el final. Pero sería ilógico contar el fin antes que el resto de la historia, por eso la autora nos va presentando el epílogo por partes, a través de intermedios. Al inicio nos cuenta lo justo y necesario para ponernos en alerta y obligarnos a seguir indagando en la novela, y luego aparecen los capítulos de la historia que nos remontan al pasado, cuya fecha de inicio es 1588, entre un capítulo y otro hay un corto intermedio fechado siempre en 1632, se van alternando en la historia, hasta que el pasado alcanza el presente.

A medida que avanzamos en los capítulos de la historia pasada de la protagonista, que la voy a nombrar como "milady", y también de su antagonista el cardenal Richelieu, el lector va conociendo los hechos y adquiriendo más conocimientos al respecto, por lo que algunos sucesos de los intermedios comienzan a tener sentido y empiezan a conectarse con el pasado lentamente. El presente y el pasado no se conectan de golpe al final de la historia, sino que hay un proceso en donde los hilos narrativos se van uniendo de una forma armónica, y van generando giros y sorpresas a lo largo del libro. Es una idea simplemente genial.

Cada capítulo es narrado en primera persona por distintas voces, conoceremos la historia de milady desde su propia perspectiva y desde la perspectiva de los demás, entregándonos una visión completa del personaje, tanto interior como exterior, es imposible no empatizar con ella. La autora la coloca constantemente en situaciones desventajosas, desde el día de su nacimiento, a veces por obra del destino y otras por sus propios actos. Pero también le entrega herramientas y la empuja a descubrir cómo utilizarlas para salir de los atolladeros en que se mete.

En los tres mosqueteros predominan las aventuras de estos cuatro personajes, ellos son los protagonistas. Pero en esta historia pasan a segundo plano, y todo gira en torno a milady y Richelieu. Se conocen a fondo sus historias; desde sus antepasados. Nos presenta un crecimiento progresivo de los personajes en base a sus experiencias y desiciones personales. Se entiende cómo llegan a ser tan calculadores y manipuladores.

Hay un desarrollo psicológico de personajes, tanto de principales como de algunos secundarios, gracias a eso, no son las aventuras las que marcan el ritmo y mueven a los personajes, son sus propias pasiones, anhelos y deseos más íntimos los que gatillan sus acciones. La autora se mete en el profundo y misterioso terreno de la naturaleza humana, en la dualidad de los actos, en la doble moralidad. Nadie es completamente justo, ni completamente honesto, todos buscan su beneficio personal: la riqueza, el poder, el placer, el honor, la fama, la venganza. Son temas recurrentes en una sociedad marcada por la rigidez con que se trata el destino de los hijos, sin derecho a elegir, cada uno ya tiene un papel que desempeñar, siendo las mujeres las más afectadas y desvaloradas, donde su educación debe consistir en saber cantar, bailar y cómo conseguir un marido que le convenga y haga subir a la familia en la escala social. La autora rompe esos rígidos esquemas con la protagonista, que no se deja amedrentar por las tradiciones y sigue fiel a su corazón indomable y salvaje. Además en este ambiente que avasalla a la mujer, la autora puebla la historia de otros fuertes personajes femeninos que se abren oportunidades con destreza e inteligencia. En un mundo que las oprime, las mujeres destacan en la novela y tienen papeles sumamente importantes para la trama.

El libro tiene un excelente trabajo de documentación. Nos recrea aquellos años de forma muy precisa. Es notable como describe los bajos fondos y las tierras boscosas y los contrasta con la opulencia y la majestuosidad de la vida en la corte. La exactitud de las vestimentas, la joyas, los accesorios y el maquillaje en la mujeres resulta perfecto, al igual que la indumentaria de los hombres y sus armas. Las actitudes, los gestos y los modales, todo muy detallado. Las fechas, el desarrollo de los hechos, todo muy cuidado. Incluso incluye un bibliografía en las últimas páginas.

El final, cuando se terminan de unir todos los hilos del pasado con los del presente, genera una de las escenas más intensas y gloriosas de la historia, con unos diálogos que me encantaron, hacen reflexionar sobre la verdadera justicia, sobre los falsos valores en que se juzgan las acciones de otros, sobre la ignorancia a lo desconocido y la cobardía de reconocerlo. Y sobre todo de la valentía de una mujer que nunca dejó de luchar y siempre reconoció sus errores.

"El mal presente aquí está en vosotros: en vuestra ignorancia". Pág. 526.

La edición es un verdadero lujo, tuve la suerte de poder leerla en tapa dura, con una sobrecubierta preciosa. Cada capítulo e intermedio inician con el nombre de la persona que lo relatará, y con la fecha en que ocurren los hechos, ideal para no extraviarse en los tiempos narrativos, además incorpora unas ilustraciones muy bellas hechas por la propia autora. Es un libro muy completo, que lo recomiendo a todos los amantes de la buena novela histórica.

Muchas gracias a Ediciones B Chile por el envío del ejemplar