Si te gustó el contenido del blog me harías un gran favor siguiéndome

viernes, 23 de junio de 2017

Reseña Nº 163: Quién de nosotros

Quién de nosotros (1953)

benedetti
Mario Benedetti (1920 - 2009)
109 Páginas
Narrativa Hispanoamericana.


Quién de nosotros es la primera novela publicada por el escritor uruguayo Mario Benedetti. En ella, relata la historia de tres personajes que viven un triángulo amoroso: Marcelo, Alicia y Lucas

A lo largo del libro se puede apreciar la evolución de la relación de dichos personajes. Desde muy jóvenes, Alicia y Marcelo se enamoran. Su relación comienza en los días en que iban a la escuela, en donde aprovechaban la soledad de los largos paseos que daban juntos de regreso a sus casas luego de las clases. Se podría decir que era una relación consolidada, con la típicas licencias e inocencias del amor adolescente. Hasta que un día llega un alumno nuevo: Lucas.

La amistad entre Marcelo y Lucas crece inmediatamente, pero Marcelo siempre está acompañado de Alicia. Se produce así, un encuentro forzoso y constante entre ellos, propiciado por Marcelo. Desde aquellos tiempos, el triángulo queda establecido; se genera por una suerte de permisibilidad mutua, a veces consciente y a veces no.

La historia está narrada en los momentos finales de este triángulo, en la etapa adulta de los protagonistas. Cuando ya las situaciones no pueden tolerarse, y se dejan de engañar a sí mismos y entre ellos. Aceptan la existencia del triángulo, y se dejan arrastrar por la fuerza emotiva que vienen arrastrando desde los tiempos de la escuela.

"Pero ella y yo somos indudablemente otra combinación y precisamos hablar. Para nosotros no existe la protección del silencio". 

Han pasado once años desde el matrimonio de Alicia y Marcelo. Él decide escribir una suerte de diario confesando sus verdaderos sentimientos a Alicia. Pero Alicia ya lo sabe, y al mismo tiempo prepara una carta; estás acciones provocan que Lucas también escriba su propia historia.

"Lo peor de todo es que no siento odio. El odio sería para mí una salvación y a veces lo hecho de menos como una antípoda de la felicidad".

Cada personaje relata desde su punto de vista su participación en estos encuentros y desencuentros de amor y desamor. Le dan la estructura al libro. Primero Marcelo, utilizando el estilo del diario de vida, sin emplear fechas, pero valiéndose de una especie de constancia, anota todos y cada uno de sus sentimientos referentes a Alicia y Lucas, remontándose incluso al lejano pasado, contando datos de su infancia, sus días con Alicia y Lucas en la escuela, hasta los momentos críticos de su matrimonio.
La segunda en mostrar su punto de vista es Alicia, la cual utiliza el formato epistolar para sacar eso que lleva doliéndole tanto tiempo en el alma. Le escribe una Carta a su esposo, que de alguna forma termina por confirmar algunas teorías de Marcelo, y de derrumbar otras. Finalmente, la tercera parte del libro, se materializa con un relato de Lucas. Él es cuentista, así que aborda la narración de su historia en ese formato. Toca el tema de su relación con Alicia y Marcelo, disfrazándolos como personajes de un cuento, para terminar de mostrar la última cara de este triángulo amoroso.

"Pensándolo mejor, tal vez sea ésta una buena ocasión para narrarlo todo. Desde este presente que ahora me revela antiguos deseos y, lo que es mucho peor, antiguas carencias de deseos".

Y es la narración de Marcelo, la más extensa, y la que me pareció más interesante. Es el personaje clave. A través de sus escritos nos pone en escena, nos presenta todos los personajes, y el contenido y limitado universo que utiliza Benedetti en esta historia. Porque el escritor uruguayo se olvida del mundo exterior, del mundo físico, para profundizar en la compleja gama de sentimientos de los protagonistas; en su mundo emotivo. La personalidad de Marcelo es muy interesante, ya que su forma de ser, genera interés y repulsión al mismo tiempo, es el personaje que mantiene la cohesión en el triángulo amoroso, lo permite a la vez que lo odia. Es una persona frustrada, derrotada y vencida. No lucha ni pelea por sus objetivos, se hace a un lado y se transforma en espectador.

"El cielo gris, cercano, que difunde mi ventana, es -también él- un mediocre, un cielo sin Dios y sin sol, una excelsa chatarra que nunca me impresiona. El otro cielo, brillante, luminoso, el de las ansias de vivir y las películas en tecnicolor, es una falsa alarma. Mi cielo es éste y debo aprovecharlo". 

"Lo único que excede en mí la vulgaridad es justamente eso que pude ser, y que no soy." 

"Lo que pude haber sido ya no vale. Nadie acepta esa moneda; yo tampoco".

Esta permisibilidad del personaje, disfrazada de pesimismo, es el impulsor de toda la novela. Ya que no hablamos de un triángulo amoroso estático, sino completamente móvil; un personaje entra y el otro se aparta, y así sucesivamente, sin importar las barreras temporales, es un constante tú y yo, él y yo. Un círculo vicioso perfecto, que no puede parar de girar, porque es alimentado por la tormentosa confusión del sentimiento humano, donde predominan la amistad y la soledad. En tan pocas páginas, Benedetti nos entrega una novela de esas que no tienen final, aunque lo aparente.

Es fundamental el primer punto de vista de Marcelo, porque nos dibuja en borrador las otras dos aristas del problema geométrico. Las cuales toman una forma definitiva gracias a sus propias narraciones. Así, desde el equivocado punto de vista de Marcelo, podemos captar, gracias al contraste, la verdadera esencia de Alicia y Lucas.

"Alicia descansaba de sus arduas discusiones con Lucas para mirarme con una ternura inmóvil, que estaba en los alrededores del amor".

Hay muy pocas descripciones físicas, de hecho, los personajes, están tan bien construidos en base a la forma en que enfrentan la vida y el amor, que es fácil ponerle rostros y gestos. En pocas páginas ya están dentro de ti, sabes cómo se mueven y comportan. Está hecho de forma tan delicada y sutil que no te das cuenta.

"Lo cierto es que la vida desde el principio me sacó ventajas y yo no he podido no podré jamás recuperar el terreno perdido".

Es tal la genialidad de Benedetti, que evoca la forma triangular en toda la novela. Las tres aristas nunca están equilibradas, de forma que siempre se buscan, y el hecho de buscar el equilibrio mantiene firme la estructura. Eso lo hace notar en las tres formas diferentes de narración: diario de vida, carta, cuento. Formatos que solo pueden tener sentido si el primero se une al segundo; para luego el segundo dejar al primero y unirse al tercero, el cual encuentra sus orígines en el primero. Las narraciones, las temáticas y los personajes, tanto dentro de la historia como fuera de ella, vistos como simples elementos novelescos, se necesitan, y se buscan, creando esa sinergia que la da a la historia esa perfección estilística que muchas veces pasa desapercibida por la preciosa prosa poética del autor. Muchos se ciegan por la intensidad con la que Benedetti hace navegar al lector por las profundas aguas de la emotividad humana, y no aprecian la estructura artística de la novela.

"Así como en las relaciones del hombre y la mujer, la pasión, la simple atracción sexual, desvirtúan, confunden, y transforman el verdadero afecto."

Aquí no hay solamente una capacidad del autor de saber sacar a flote los sentimientos del lector a través de sus personajes, también hay una estrategia narrativa en donde el número tres toma un protagonismo como cifra mágica, al igual que en la metamorfosis de Kafka. Por eso a muchas personas les parece que les falta algo al final, sienten que les faltó más, pero lo que falta, siempre ha estado allí, porque el triángulo no está roto, aunque lo aparente. Nunca estará roto.

"Ellos, en cambio, no se querían; se necesitaban. Y la situación terminaba por humillar el amor y la amistad que me inspiraban".

En este pequeño y breve libro de Benedetti, es capaz de mostrar toda su faceta de artista. Hay arte en la forma adecuada en que coloca la palabras, para que las oraciones sean melodiosas y certeras; hay arte en cómo cada un de las tres narraciones sostiene las estructura del relato; hay arte en como están posisionadas las temáticas emotivas para darle movimiento al triángulo amoroso. En su conjunto, este libro, es un precioso cuadro de esos que deberían estar colgados en un museo para que todos el mundo lo viera. Benedetti no tiene esa prosa rupturista de Cortázar, él es más sutil, pero igual de ingenioso.

"Yo no podía creerme en la gloria, porque estaba convencido de que enamorarse era más que una espontánea simpatía, algo más que mi ferviente deseo de su presencia". 
En esta ocasión, quiero agradecer por la fotografía a una amiga de Twitter: @larunego 
Ella me permitió usar la fotografía de su libro, que es bastante antiguo, y por lo mismo me encanta. 

Espero que se animen a leer más a Benedetti y a muchos de los escritores latinoamericanos, son todos grandiosos y son nuestros. 

Ricardo Carrión 
Administrador del blog.


domingo, 18 de junio de 2017

¿No tienes tiempo para leer?

Mis reflexiones: ¿No tienes tiempo para leer?


No, no es culpa de la TV. Pero la imagen me parecía ideal para captar la atención de todos jaja.

Yo, siempre estoy leyendo, ando con mis libros para todos lados. Esto ocasiona que la gente me haga alguno que otro comentario. Uno de los que más se repite es: "Me encantaría tener tiempo para leer". 

Muchos creen que los que amamos la lectura, nos creemos superiores o algo así, como si leer fuera un superpoder. De hecho, creen que los estamos obligando a leer cuando recomendamos libros. No todos tienen que leer, no todos deben ser fanáticos de la lectura. Porque leer es un afición que implica placer y felicidad, y hay miles de otras cosas que nos pueden proporcionar dichas satisfacciones. Lo que intentamos hacer, los que  promovemos la lectura, es algo muy diferente: motivar al que sí tiene la intención de leer, ayudándolo a descubrir su amor por la lectura. 
Hay mucha gente que tiene la intención y que quiere probar. Muchos "Me encantaría tener tiempo para leer" podrían transformarse realmente en lectores. 

El problema es que ya tienen rutinas establecidas, y nunca han incorporado la lectura a ellas. La mayoría trabaja y estudia, su mundo gira en torno a eso y, a partir de ello, estructuran su vida. Luego, el tiempo que les sobra, lo reparten en sus quehaceres domésticos y en la familia, dejando muy poco tiempo para hobbies. 

Algunos me podrán decir, que si a una persona le gusta leer, entonces sacará tiempo de cualquier parte para hacerlo. Pero estamos hablando de personas que están tanteando el terreno, que están averiguando si la lectura es algo que les gusta de verdad. Entonces, lo primero que tienen que hacer, es incorporar a su rutina pequeños momentos de lectura, y a partir de ellos, determinar si realmente la lectura mejora sus vidas.

La clásica recomendación para incorporar la lectura a la rutina, es la de encontrar nuestro mejor momento del día para leer y trazar un horario de lectura. Lo que implica establecer un régimen regular. Para esto, se recomienda elegir un lugar adecuado y constante, es decir, lejos de elementos perturbadores y siempre en un mismo lugar. Lo que implica, además, comodidad y buena iluminación.

No me parece un mala forma de intentar mejorar los hábitos de lectura. Pero creo que, la imposición y la preparación, solo implica que sea una tarea más en el día. Eso desmotiva a cualquiera.

Por eso yo sugiero "pequeños momentos de lectura". Quiero que la lectura sea algo tan casual y aleatorio, como mirar las redes sociales en tu teléfono o prender la TV. Que sea un acto sin premeditación, sin una planificación; completamente espontáneo.
¿Cuál es mi consejo para insertar la lectura en tú vida? Lleva un libro contigo a todas partes, llévalo junto con tu teléfono, no importa que no lo leas en todo el día, pero llévalo contigo. Cuando te acostumbres, en el algún momento te dará curiosidad y comenzarás las primeras páginas. No necesitas más de cinco o seis minutos para ir avanzando, y lo harás cuando tú quieras, especialmente en esos momentos clave del día en que desperdiciamos el tiempo sin darnos cuenta: En las filas de los bancos, en los viajes del transporte público, en el baño, en la consulta del médico, en horas de colación, etc. Incluso hay momentos en que llegamos a la casa y prendemos la TV, y luego de que vemos el programa o serie, nos quedamos mirándola sin hacer nada, sin ni siquiera entender lo que pasa en la pantalla, en ese momento, apágala o quítale el sonido y lee cinco minutos, o dos páginas. Esa sumatoria de pequeños momentos, azarosos, sin premeditación, lentamente te irán preparando para descubrir si la lectura es lo tuyo o no.

Hace unos días atrás en twitter, escribí el siguiente tweet:

lectura

¿A qué me refería con el tweet? Que leer no sea una obligación. Quitar completamente la palabra "presión" del acto de leer. ¿Prendemos la TV por obligación? No. ¿Abrimos un libro por obligación? Tampoco. Eso es lo que quiero. Muchos, como siempre, se molestaron, y no entendían cómo pretendía crear el hábito de lectura si sugería que no se terminarán el libro. ¿Se dan cuenta de lo que les pasa a esas personas? Están completamente condicionadas por el sistema educativo. En donde, si abres un libro, debes terminarlo sí o sí. Si no lo lees completo reprobarás el examen, porque no conocerás todo el contenido. ¡Alto! No estamos leyendo para un examen, es por diversión. Yo puedo abrir un libro y reírme a carcajadas con las dos primeras páginas, luego, el resto puede que no me guste y lo dejo. Punto. ¿Por qué debo terminarlo? Hay que disfrutar el proceso, esos momentos en que uno es feliz leyendo y no autoimponerse la tortura de terminar un libro que no te gusta. Cuando un libro gusta, se termina solo.

Así como cambias de canales en la TV, puedes cambiar a otro libro, o incluso retomar más tarde o años después el que dejaste porque en un momento de tu vida no conectó contigo. Por eso, siempre lleva tu libro a todas partes, si no te gusta, cambiálo por otro, se lee por diversión y espontáneamente, no hay reglas. No busques tiempo para leer, lo encontrarás sin darte cuenta. Leer es divertido. 

Ricardo Carrión
Administrador del blog

viernes, 16 de junio de 2017

Reseña Nº 162: La patrulla del tiempo

La patrulla del tiempo 


elige-un-libro
Poul Anderson
Ediciones B
Nova
723 páginas


La patrulla del tiempo es una serie de relatos y novelas cortas del premiado autor Nebula y Hugo, Poul Anderson. Este conjunto de historias giran en torno a un típico cliché de la ciencia ficción: El viaje en el tiempo.
Hay todo un desarrollo del hombre que comienza en la historia antigua y se proyecta hacia tiempos inimaginables. La evolución del ser humano parece tener su fin en unas criaturas llamadas "Danelianos", cuya forma y aspecto no son definibles. No son buenos ni malos, tienen una suerte de equilibrio perfecto de emociones. Solo les preocupa una cosa: no dejar de existir. 

El viaje en el tiempo ya se había desarrollado cuando los Danelianos comenzaron a existir. Sus antepasados jugaron a cambiar la historia constantemente viajando al pasado, alterando el futuro. En una de esas alteraciones, el resultado fue que el ser humanos evolucionaría en un Daneliano. En cuanto estás criaturas tomaron conciencia de que con cualquier otro cambio desaparecerían, decidieron crear "La patrulla del tiempo", para evitar que el ser humano siguiera viajando irresponsablemente al pasado, poniendo en peligro su existencia. No prohibieron los viajes, solamente se preocuparon de regularlos. 

A eso se dedican los patrulleros temporales, a rectificar interferencias extratemporales en el tiempo. Para constituir la patrulla, reclutan preferentemente a hombres y mujeres con algún pasado militar o con conocimientos específicos sobre una materia. Los escogen a lo largo del tiempo, son todos de diferentes épocas.
Luego de un entrenamiento para convertirlos en patrulleros, los devuelven a su época natal, y desde ahí saltaran en el tiempo de acuerdo a la misión que les encomienden, utilizando una especie de motocicleta temporal (cronociclo).
Manse Everard es un patrullero del tiempo, la historia de su inclusión y entrenamiento en dicha patrulla, se cuenta en el primer relato de este tomo. El cual fue publicado en el año 1955.

La idea de los patrulleros del tiempo no es nueva. Cuando aparecía el primer relato de este libro en 1955, también, en el mismo año, se publicaba "El fin de la eternidad" de Isaac Asimov. Novela que utiliza también una especie de patrulleros del tiempo. Mientras Asimov apuesta por una novela con un nudo interesante que impulsa la trama, Anderson apuesta al relato corto y al detalle histórico.

Lo interesante en este libro, sería indagar más en la patrulla del tiempo como institución, pero Anderson se limita a utilizarla solo como un esquema repetitivo. En cada relato utiliza el mismo sistema: una misión para Everard, y una introducción a un nuevo período histórico. No hay novedad ni sorpresa. La genial idea de la patrulla del tiempo, está subyugada a ser solamente un transporte para llevar al personaje principal al terreno que maneja el autor: el detalle histórico.

La trama de los relatos y novelas cortas se construye en base a una visión novedosa de un hecho o período histórico. Luego de que los personajes son transportados a ese lugar, todo lo que tenga que ver con la idea de la patrulla queda de lado, en un segundo plano, y sumerge a los personajes en el ambiente social, político y religioso de la época. Convirtiendo un relato de ciencia ficción, en uno histórico. Lo cual, podría resultar muy interesante debido a lo bien que el autor ambienta la época, y al tono detectivesco que toma la historia cuando se inicia la búsqueda de la interferencia temporal. Pero eso iría bien para una novela extensa, no para relatos cortos.

¿Qué es lo principal en este tipo de historias? La intensidad. Y la pierde desde las primeras líneas. No nos ataca directamente con frases que nos impacten. Lo primero que hace es montar una escena en donde le encomienda una misión al protagonista, algo que se hace monótono a lo largo del libro. Luego del rutinario desplazamiento temporal, se dedica a insertarnos en el período de tiempo escogido, y lo va desarrollando paralelamente con la búsqueda de la interferencia temporal por parte del protagonista. Incorporando ideas y situaciones intermedias que terminan por dilapidar toda la intensidad que debería tener.

¿Otro elemento fundamental? La tensión. Ese entramado que teje el autor para acercarnos lentamente a lo que nos quiere decir, para envolvernos poco a poco; tampoco es logrado. Debido a las constantes interrupciones descriptivas y la reiteración de paradojas temporales. Desconecta al lector de la atmósfera que va creando.
En un relato o novela corta, no debe ambientar tanto, no debe acumular datos que no aportan a la trama, debe ir al grano, agilizar la narración, dejar que el lector de por supuestas algunas cosas. Debe ponerle límites, presionar su desenlace, para que la estrategia aflore y sorprenda. Pero el autor no lo hace, ya que su sello personal, es el conocimiento detallado de las épocas y, a partir de ellos, construye el relato.
Lo que más elogian de este libro, es lo que destruye la intensidad y la tensión de los relatos, convirtiéndolos en narraciones planas y desabridas. No son buenas historias, no van más allá de la anécdota histórica que nos quieren contar.

Tampoco fue muy afortunada la idea de la editorial, de colocar todos estos relatos juntos. No tienen un nudo general que impulse una trama, y varían en calidad. Contienen reiteraciones en el esquema del viaje temporal que aburren. Avanzas y no hay sorpresas, solo cambios de escenarios. No es recomendable leerlos de forma continua, porque cansan. ¿Cuál es la idea de agrupar estos relatos? ¿Aburrir al lector? Lo han conseguido.

Muchas gracias a Ediciones B Chile por el ejemplar

Ricardo Carrión
Administrador del blog



lunes, 12 de junio de 2017

Reseña Nº 161: Orbe dividido

Orbe Dividido

elige-un-libro
Michel Deb 
Aurea Ediciones
184 páginas
Ciencia ficción


Dos jóvenes hermanos chilenos, habitantes de la verde ciudad de Valdivia, ubicada en la zona sur del país, están a punto de iniciar una gran aventura. Ellos, ya se encuentran insertados en el mundo laboral, y han dejado la casa de sus padres, lo que provoca que ya no se vean tan a menudo. Por esa razón, deciden acampar por unos días en un bosque típico de su ciudad, para recordar los tiempos de su niñez, lo que les trae a la memoria inevitablemente la enigmática desaparición de su abuelo y lo mucho que lo extrañan.

"Es extraño que la persona que más me entendía en este mundo no era mi madre, sino el abuelo, siempre tenía la palabra justa en el mejor momento". Pág. 12.

En medio de los recuerdos, la soledad y la naturaleza, un extraño objeto cae del cielo. Desde ese momento comienzan a vivir sucesos completamente fantásticos. La extraña desaparición de Nehuén, el hermano menor, provoca que Aukán, el mayor, tome un riesgo inesperado, y decida confiar en un  misterioso personaje, que lo ayudará a seguir la pista de su hermano, más allá de la estrellas.

"Si alguna vez pensé siendo niños en vivir una aventura con peligros y todo eso, esta era la ocasión, aunque preferiría que no estuvieran en juego nuestras vidas". Pág. 25.

Mientras Aukán se embarca en este viaje por el espacio, siguiendo la pista de Nehuén, va conociendo nuevas realidades que lo dejarán asombrado. Esto lo hará comprender que la civilización humana no estaba tan sola en el universo como él creía.
Por otro lado, Nehuén deberá hacer todo lo posible por adaptarse y sobrevivir a las condiciones que lo someten sus captores.

Comienzan así, para los dos hermanos, caminos diferentes, a través de los cuales intentarán volver a encontrarse. Durante el transcurso, vivirán diversas experiencias que los hará cambiar mucho. Descubrirán cosas de su pasado que desconocían completamente, incluyendo su relación con un legendario y poderoso artefacto que altera el tiempo y moldea el espacio: El orbe.

"El orbe había sido creado, y con voluntad propia acabó con los enemigos de todo lo bueno, exiliándolos a lugares de los que nunca podrían volver". Pág. 48

Además, al exponerse a situaciones límite, sacará a relucir su verdadero yo. Batallas espaciales, enfrentamientos cuerpo a cuerpo, y el contacto con nuevas civilizaciones, terminarán por convertir a Aukán y Nehuén en osados cabecillas interplanetarios. Su reencuentro no solo terminará con la búsqueda que iniciaron, sino que decidirá el destino de este universo.

"Había cambiado, para bien o para mal, todo había cambiado". Pág 85.

Es un cambio realmente sorprendente. Estos dos hermanos, simples jóvenes chilenos, con vidas normales, pasan de nuestra civilización con su rudimentaria tecnología, a conocer otras con avances tecnológicos realmente fantásticos. Desde un comienzo, es esa tecnología la que da el primer impulso para que la historia inicie. Esa curiosidad por lo desconocido, por lo novedoso, es aprovechada por el autor, para dar el vamos a esta entretenida historia que parece no tener respiro.

Hay un vínculo muy importante entre los hermanos, un equilibrio. Este aspecto es clave, porque al separarlos, provoca que toda la historia se pueda desarrollar. Todo lo que pasa, es producto del intento de recuperar ese equilibrio. En un principio, es la razón principal, es lo que mueve a los personajes en los primeros capítulos. Pero luego, a medida que los protagonistas ganan experiencia y comienzan a redescubrirse, surgen nuevas motivaciones, para refrescar la historia y darle nuevos impulsos. Evita así, que se desgaste ese motivo principal, lo hace pasar a segundo plano, pero no lo abandona, siempre está latente a lo largo de todo el relato.

La historia está diseñada para entretener, en todo momento hay acción. Tiene muchos elementos. Tantos, que se da el lujo de dar varios giros interesantes, y lo hace en los momentos oportunos, están muy bien insertados en el relato. No es un libro que lleve a los personajes por la senda de la introspección. Sí, hay evolución, pero se basa en las acciones y las desiciones que deben afrontar. Cada reto, cada problema que deben resolver, los hace cambiar, y nos permite conocerlos en profundidad. En un comienzo, me encantó la historia, ya que nos muestra, cómo estos hermanos se van adaptando a las nuevas tecnologías y conocimientos que van adquiriendo. Me identifiqué con los personajes, en un momento uno de ellos recibe un arma extraterrestre, completamente desconocida, y lo primero que me pregunté era ¿dónde está el gatillo?, cosa que el protagonista pregunta líneas después.
Esa sensación de descubrimiento se cumple muy bien en las primeras páginas. Pero construir una historia sin relleno, porque no lo tiene, es realmente complicado. A veces, algunas escenas no tienen suficiente desarrollo, hay una línea muy delgada entre lograr una buena o mala transición. Sentí que algunos cambios fueron muy bruscos, incluso pasaban extensos períodos de tiempo, y yo como lector no sentí que transcurrieran. Todavía sentía que los personajes estaban en proceso de adaptación cuando de pronto ya eran grandes conocedores de la tecnología y se sentían cómodos en este nuevo ambiente. Lo mismo me pasó con algunas escenas de amor que me parecieron demasiado precipitadas, lo que muchos llaman "instalove" o amor instantáneo. Y no es un problema de desarrollo psicológico, creo que el autor equivocó un poco las posiciones de las escenas o debió incluir unas cuantas más. En un libro tan dinámico como éste, me hubiera resultado mucho más creíble una historia amorosa ya consolidada desde el inicio, y no desarrollarla durante el relato. Muchos se preguntarán entonces, ¿para qué incluir una historia de amor? La respuesta es simple, porque es necesaria. A partir de ella, pone a uno de los personajes principales en una situación límite, para que muestre su verdad interior. Es necesaria, no se puede sacar, es parte importante en el esquema, en este libro no hay nada que sobre.

Es la primera novela del autor, él tiene una basta producción de cuentos, y se nota su destreza con ellos. Utiliza muchas técnicas del cuento en la novela, de hecho, lo que les contaba de las transiciones rápidas es muy propio del cuento, como también el nulo relleno que hay en la historia. El autor está inconscientemente acostumbrado a no pasar ciertos límites, no cae en las decoraciones innecesarias, ni en el embellecimiento de la palabra, él va al grano. Es un cuentista que nos entrega una novela con todas las virtudes del cuento, sin caer en los vicios del novelista. Así que, dejando de lado los cambios bruscos que les mencionaba, la historia es muy buena. Es intensa y siempre está pasando algo interesante.

El tema del equilibrio, es la base de la historia. Los hermanos se buscan, porque juntos alcanzan un equilibrio. Dentro de cada uno, también buscan un equilibro, están constantemente sometidos a situaciones que rompe su calma interior. Su desarrollo durante la historia busca justamente que aprendan a no dejarse llevar por impulsos. A nivel macro, también el equilibro es el que marca la pauta. Cuando se rompe, se producen guerras y muertes. En ese punto, aparece este artefacto fantástico que lo llaman "El Orbe", que con su poder logra restaurar la paz, "el equilibrio". Y, cuando  el tiempo pasa y todo vuelve a descontrolarse, su aparición es inevitable. Las mismas razas extraterrestres aprenden que vivir en equilibrio con la naturaleza es la clave de la subsistencia, lo que es claramente un mensaje muy contingente a nuestro tiempo.

La historia es narrada alternando capítulos con una narración en primera y otra en tercera persona. Hay mucho diálogo y geniales escenas de acción muy bien descritas. Tiene nueve capítulos y un epílogo que se hacen bastante cortos. La ambientación es muy buena, el autor tiene mucha imaginación. A pesar de que he leído bastante ciencia ficción, me pareció muy novedoso muchas de las razas extraterrestres, su civilización e implementos. Un claro ejemplo, es la primera ciudad que visita Aukán en su viaje por el espacio, ilustrada de forma magnífica en la portada. Lamentablemente no se detiene mucho en los diversos escenarios, porque la narración es muy fluida y se pasa muy rápido de una escena a otra.

Muchas historias de ciencia ficción se resguardan en una sola gran idea central, y lo demás es solo un adorno. El resultado es una historia bastante débil. Acá Michel, tiene una genial idea central: El orbe. Pero todo lo que la rodea, es muy interesante, son subtramas geniales, que potencian la historia constantemente, la amplían y permiten que crezca y se haga más interesante.

La primera edición del libro me gustó mucho. Eso sí, tiene algunos pequeños errores, como por ejemplo, un cambio en el tipo de narrador. En unos capítulos está narrando en primera persona y de pronto aparece una frase o línea narrada en tercera persona (Págs. 63, 73, 84). Son pequeños detalles que se ajustarán en una próxima edición. Además, trae un código QR para descargar un canción relacionada con la historia del libro. Me pareció una excelente fórmula para complementar la tecnología, la lectura y la música.

No me queda nada más que invitarlos a leer este libro. A apoyar la ciencia ficción chilena. Porque estoy seguro querrán leer más del autor, ya que la historia da para un segundo libro. Tiene un buen cierre argumental, que me dejó bastante satisfecho, pero deja una nueva incógnita que deparará nuevos desafíos para los personajes. Siempre hay una verdad oculta que tarde o temprano sale a relucir.

"La historia tiende a repetirse con demasiada frecuencia, la verdad siempre queda sepultada bajo el peso de los ciclos, el tiempo es el peor enemigo de cualquier civilización". Pág. 177.

Muchas gracias al autor por el envío del ejemplar.

Si quieren conocer más del autor y su libro les dejo su página web


viernes, 9 de junio de 2017

¿En qué orden leer a Asimov?

Guía de lectura: Orden para leer las novelas de ciencia ficción de Asimov


El título que tiene esta entrada es un poco generalizado, lo he puesto así, debido a que Asimov es mundialmente conocido por sus novelas de Ciencia ficción, pero su obra es muy basta, donde incluye divulgación histórica y científica. En esta entrada, me centraré solamente en sus novelas de ciencia ficción. Mucho se habla sobre el orden de lectura de éstas. Hay una razón para eso. Si leen a Asimov de forma cronológica, se perderán la continuidad de su relato, ya que va uniendo diferentes sagas o series que están constituidas por libros escritos en tiempos cronológicamente diferentes. Su universo tiene una línea temporal continua de unos cuantos miles de años, y Asimov la completó armando el rompecabezas en los años cincuenta, ochenta y noventa, vale decir, una saga o serie puede contener libros escritos en todos esos años. La línea temporal de sus historias, de su universo, no se corresponde con el orden cronológico de las publicaciones de sus libros. 

Pero el universo de Asimov no está solo constituido por novelas, muchos resquicios o partes, están compuestas por relatos que fue escribiendo de forma separada. Cuando los expertos en el autor recomiendan un orden para leer su universo, siempre incorporan diversos relatos. Yo no soy un experto en Asimov, he leído muchas de sus novelas, no así de sus relatos, pero siguen siendo las novelas las que marcan los principales hitos de su universo, son la estructura principal. Así que, conformé esta guía solo en base a sus novelas, para que los lectores que tengan curiosidad de comenzar a leerlo sepan por donde empezar y puedan orientarse en el mar de sus escritos. 

Una de las excepciones que incorporo en esta lista es Yo, robot. No es una novela, es una recopilación de relatos. Muchos lo colocan como el primer libro que se debe leer de Asimov, lo cierto es que cuenta el inicio de la robótica en la humanidad, los primeros modelos de robot y su origen. Pero no me parece un libro fundamental para iniciar en el universo de Asimov. Si no te gustan los cuentos, puedes dejarlo pasar e ir directamente a la primera novela de esta lista, en la cual, el autor explica lo necesario para entender el funcionamiento de su universo, sin la necesidad de leer Yo, robot. Pero de todas formas lo dejo como opción. 

Hay tres grandes sagas o series en donde se desarrolla el grueso del universo creado por Asimov: Saga de los Robots, Saga del imperio galáctico y la Saga de la Fundación. 
A continuación dejaré una imagen de la portada de cada uno de los libros (obtenidas de goodreads) que componen las diversas sagas, con sus respectivas fechas de publicación, para que puedan apreciar la variabilidad temporal que hay en sus ediciones. Y, el por qué no recomiendo leer a Asimov de forma cronológica. Mi consejo es que lo lean en el siguiente orden:


Saga de los Robots


1.- Yo, robot. (1950)

Ciclo Detectivesco 


2.- Las bóvedas de acero (1954)

3.- El sol desnudo (1957)

4.- Los Robots del amanecer (1983)


5.- Robots e Imperio (1985)


Saga del Imperio Galáctico



6.- En la arena estelar (1951)

7.- Las corrientes del espacio (1952)

8.- Un guijarro en el cielo (1950)

Saga de la Fundación


9.- Preludio a la fundación (1988)

10.- Hacia la fundación (1993)

11.- Fundación (1951)

12.- Fundación e imperio (1952)

13.- Segunda fundación (1953)

14.- Los límites de la fundación (1982)

15.- Fundación y tierra (1986)


Si no te interesa leer todos los libros y solo quieres disfrutar de una parte del universo del autor, entonces te recomiendo dos opciones. La primera es la más conocida de todas, el Ciclo de Trántor, constituido por la trilogía: Fundación (1951), Fundación e imperio (1952) y Segunda fundación (1953). Tiene la característica de que se puede leer independiente. También, si no te gusta la ciencia ficción a secas, puedes leer el ciclo detectivesco, una mezcla entre ciencia ficción y novela policial. Tiene asesinatos y casos por resolver. La trilogía esta compuesta por: Las bóvedas de acero (1954), El sol desnudo (1957) y los robots del amanecer (1983). Esta trilogía es la que más recomiendo, ya que, si tienes ganas de seguir con las demás sagas, quedas con buen pie, ya que es el inicio de todo, donde conocerás a personajes fundamentales del universo de Asimov, como el policía Elijah Baley y su curioso compañero R. Daneel Olivaw. 

Si quieres leer solo uno de sus libros para probar su prosa, te puede interesar uno completamente independiente como El fin de la eternidad. La reseña de este libro se encuentra disponible en este blog.

Si lo tuyo no son las novelas y sí los relatos, te puede interesar Yo, robot y El Robot completo. Dos recopilaciones geniales de lo relatos de Asimov. 

Personalmente me encanta este autor, tiene una prosa muy amigable con el lector, incluye muchos diálogos en sus historias, lo que agiliza mucho el ritmo narrativo, y realmente sabe enganchar. Lo recomiendo totalmente. Si te interesa, te dejo una reseña de una de sus novelas: Las bóvedas de acero

Espero se entusiasmen y lean a este prolífico autor de Ciencia ficción.

Ricardo Carrión.
Administrador del blog



lunes, 5 de junio de 2017

Reseña Nº 160: Rayuela

Rayuela (1963)


Julio Cortázar (1914-1984)
600 Páginas
Alfaguara.

"La Rayuela se juega con una piedrita que hay que empujar con la punta del zapato. Ingredientes: una acera, una piedrita, un zapato y un bello dibujo con tiza, preferentemente de colores. En lo alto está el cielo, abajo está la tierra, es muy difícil llegar con la piedrita al Cielo, casi siempre se calcula mal y la piedra sale del dibujo". Cap. 36.

Sería una locura si pretendo escribir una reseña de Rayuela de la manera tradicional. Así que, haré una reseña experimental. Será muy informal, porque como lo he dicho en varias ocasiones, Rayuela es un libro para sentirlo y no para entenderlo. Cortázar quería eso, lectores que odiaran y amaran su libro al mismo tiempo, con esa dualidad tan característica del ser humano, la cual saca a través de sus acertijos y juegos intelectuales, haciéndonos saltar de capítulo en capítulo hasta tocar el Cielo. Odiar un capítulo de Rayuela por sus altas dosis de intelectualidad y líneas de pensamiento profundo, y al mismo tiempo amar ese amor que florece en la vida decadente y gris de los protagonistas; crear una polémica en ausencia, como decía Cortázar. Tirar el libro por la ventana e ir a recogerlo al instante, para ver el siguiente movimiento de la disparatada realidad de la Maga y Horacio; eso es Rayuela, una negación de la realidad cotidiana, a través de la admisión de otras realidades.

¿Por qué escribo? No tengo ideas claras, ni siquiera tengo ideas. Hay jirones, impulsos, bloques, y todo busca una forma, entonces entra en juego el ritmo y yo escribo dentro de ese ritmo, escribo por él, movido por él y no por eso que llaman el pensamiento y que hace la prosa, literaria u otra". Cap. 82. 

¿Quiénes son la Maga y Horacio? Ellos son los protagonistas del libro. Cortázar nos cuenta la historia de sus encuentros y desencuentros. Todo inicia en París. Allí, con una situación económica bastante precaria, el autor nos cuenta pequeños extractos o momentos de su relación, la cual involucra también a sus amigos, con los cuales conforman el Club de la Serpiente. Se pasan los días en sus piezas húmedas y frías, que dan una sensación de hacinamiento, y cuando no están bebiendo alcohol, cebando mate y filosofando sobre la vida, se pasean por las calles de un París itinerante.
La visión del mundo, de los protagonistas es muy curiosa, minimizan los grandes problemas, y agrandan las cosas simples, los detalles. Se preocupan por elementos que encuentran tirados por ahí, como un paraguas o una piedra; ven la belleza en lo particular.
Horacio es argentino, la Maga, cuyo nombre es Lucía, es uruguaya. Son muy diferentes, Horacio es culto, una especie de filósofo, un estudioso de los libros, capaz de citar sus autores favoritos cada vez que se le da la oportunidad. La Maga es todo lo contrario, ella no tiene los estudios de Horacio, viene de una vida mucho más difícil, tiene un pequeño hijo que llama Rocamadour. Ella es instintiva, no sabe tanto como lo que entiende, tiene una cualidad excepcional para conectar con el mundo. Mientras Horacio busca las respuestas por medio de pensamientos analíticos, la Maga conoce todas las respuestas de forma natural. Estas características los desencuentra constantemente, mientras Horacio sigue los senderos de la razón para descifrar lo que siente, la Maga no necesita de esos caminos, pero se amarga por no conocerlos; ella quiere saber, se siente ignorante frente a Horacio y los amigos del Club, siendo que ella es superior a todos ellos, pero no lo sabe.

"Creía que el estudio, ese famoso estudio le daría inteligencia. Confundía saber con entender. La pobre entendía tan bien muchas cosas que ignorábamos a fuerza de saberlas". Pág. 569. Cap. 142. 

"A la Maga le hubiera pasado lo mismo, era incapaz de perseverar, no tiene el menor sentido de las distancias, el tiempo se le hace trizas en las manos, anda a tropezones con el mundo. Gracias a lo cual, te lo digo de paso, es absolutamente perfecta en su manera de denunciar la falsa perfección de los demás". Pág. 342. Cap. 54.


Estos dos personajes, nos llevan a pensar en el equilibrio, cuando lo encuentran, pueden conectar y avanzar en la vida, en el libro, en el juego, sin caerse a los lados, avanzan casilla a casilla en la Rayuela; mantener el equilibrio en el caos es la clave, la llave para jugar junto a Cortázar.

¿La estructura? Dinámica y hermosa: Una Rayuela. Ese clásico juego infantil, en donde impulsas una piedra para saltar de casilla en casilla en un pie, para avanzar del 1 al 10, de la Tierra al Cielo; no te vayas a caer, mantén el equilibrio. Cortázar ideó este libro para cambiar la actitud pasiva del lector y volverlo participativo. Lo hace saltar en la Rayuela, del capítulo número 1 al 155. Pero el autor también salta, al igual que los personajes: están todos jugando. La Maga y Horacio intentan mantener el equilibrio, y el lector también, entre lo poético e intelectual del libro, entre el el amor y el odio que te pueda provocar. Mantén el equilibrio y avanza. Es la una de las formas de leer Rayuela.

"...un día se aprende a salir de la Tierra y remontar la piedrita hasta el Cielo, hasta entrar en el Cielo, lo malo es que justamente a esa altura, cuando casi nadie ha aprendido a remontar la piedrita hasta el Cielo, se acaba de golpe la infancia y se cae en las novelas, en la angustia al divino cohete, en la especulación de otro Cielo al que también hay que aprender a llegar. Y porque se ha salido de la infancia se olvida que para llegar al Cielo, se necesitan, como ingredientes, una piedrita y la punta de un zapato". Cap. 36. 

¿La trama? Pasa a un segundo plano, casi no existe; es un seguimiento de personajes ¿Qué mueve a los personajes? La vida. Como les decía, intentan mantener el equilibrio, mientras viven su historia de amor, pero la vida es caprichosa y los hace perder una partida, pierden el equilibrio y la piedra cae fuera de la casilla, suceso que provoca el inicio de la segunda parte del libro, donde Horacio regresa a Buenos Aires, y se reencuentra con unos antiguos amigos. En esta parte del libro, nos sumergimos en el aire cálido y porteño bonaerense, que contrasta con la fría lluvia parisina. En esa sección de la historia, es Horacio el que debe terminar de seguir su camino, debe terminar su viaje interior y exterior, donde tarde o temprano entenderá, lo que la Maga ya sabía desde mucho antes.

"Hay ríos metafísicos, ella los nada como esa golondrina que está nadando en el aire, girando alucinada en torno al campanario, dejándose caer para levantarse mejor con el impulso. Yo describo y defino y deseo esos ríos, ella los nada. Yo los busco, los encuentro, los miro desde el puente, ella los nada. Y no lo sabe, igualita a la golondrina. No necesita saber como yo, puede vivir en el desorden sin que ninguna conciencia de orden la retenga. Ese desorden que es su orden misterioso, esa bohemia del cuerpo y el alma que le abre de par en par las verdaderas puertas. Su vida no es desorden más que para mí, enterrado en prejuicios que desprecio y respeto al mismo tiempo. Yo , condenado a ser absuelto irremediablemente por la Maga que me juzga sin saberlo. Ah, déjame entrar, déjame ver algún día como ven tus ojos". Pág. 112. Cap. 21.

¿La narración? Aparte de la fantástica estructura, la narración es otro detalle que me encantó del libro. No es que el libro tenga pasajes abrumadores, casi imposibles de entender, por capricho del autor, al contrario, es parte fundamental de la narración, donde predominan las fuerzas contrapuestas. Sin esas tediosas conversaciones del Club de la Serpiente, la parte poética del libro no resaltaría tanto como lo hace, lo mismo pasa con los hechos que ocurren dentro de Oliveira como fuera de él. Lo absurdo y lo real se contraponen, apoyado por lo fantástico y lo irreal. Todo esto está hecho para descolocar al lector, que no se sienta cómodo en ningún momento. Para eso, también juega intencionalmente con todas la técnicas literarias, manipulando diálogos, finales de capítulos, aislando una parte de la trama, alterando el orden de los capítulos. Está constantemente despertando al lector, obligándolo a participar, lo mantiene siempre atento. El lector, por su costumbre a leer novelas tradicionales, espera ese momento de calma y relajo en donde ve pasar la historia por sus ojos mientras reposa cómodamente en su sofá. Y, cuando parece que la calma llega, de pronto viene ese cambio brusco y antinatural, lleno de caos, que lo obliga a inclinarse hacia adelante y a leer y releer esas líneas incomprensibles. Un claro ejemplo es el capítulo 34, donde esconde una historia dentro de la otra, capítulo que solo puede comprenderse si lees saltándote una línea. Una maravilla.

Si vas a leer Rayuela, olvida todas tus experiencias de lector de novelas. Olvida la continuidad y la comodidad; olvida también esa necesidad de que el libro te dé lo que estás buscando, tendrás que buscar tú mismo; más bien, tendrás que buscarte a ti mismo dentro del libro. Deja atrás esa idea de entender el libro hasta sus últimos detalles, porque no está hecho para eso, no pretendas disfrutar el todo. Quédate con los instantes, con los pequeños fragmentos de luz poética que trae el libro, déjate deslumbrar por el amor en medio de la miseria, por la lluvia y las ropas húmedas. Porque dentro de las incoherencias y el estilo del autor, se halla disfrazado un camino hacia lo simple, como verdad fundamental para entender la vida en medio del caos. Instantes, fragmentos de ellos, llueven sobre nosotros cuando leemos Rayuela.

"Pero no se podía hacer otra cosa que mirar a la Maga tan hermosa al borde de la Rayuela, y desear que impulsara el tejo de una casilla a otra, de la Tierra al Cielo. Cap. 56. 

Para conocer las distintas formas de leer Rayuela, te recomiendo leer esta entrada: ¿En qué orden leer Rayuela?

Ricardo Carrión
Administrador del Blog

viernes, 2 de junio de 2017

Mi disgusto con Penguin Random House Chile

¿Por qué dejé de colaborar con Penguin Random House Chile?


Como esto es un blog literario, y escribo sobre todo lo que tenga que ver con los libros. Me parece oportuno hablar de mi relación con la editorial Penguin Random House Chile, con la cual, ayer dejé de colaborar. 

¡Ojo! Todo lo que voy a contar es sobre Penguin Random House Chile (Me gusta leer Chile). No tengo idea cómo funcionará la editorial en otros países. 

La editorial Penguin Random House Chile, colabora con bloggers, pero tienen un estricto protocolo. Si eres un blogger Chileno y quieres colaborar con ellos, necesitas cumplir con lo que dice dicho protocolo. Una de las primeras reglas es tener una cantidad de seguidores superior a los 700, esto es para el  año 2017, en el 2016 pedían 500, supongo que en el 2018 ya estarán pidiendo 1000. 
Esta exigencia es igual para bloggers como para booktubers. Increíble pero cierto, no hacen una diferencia, no toman en consideración lo poco amigable que es el sistema de seguidores de blogger,  que contrasta mucho con la facilidad de seguir personas en youtube. Además, con 700 seguidores, solo tienes derecho a pedir un libro, y tienes que ir subiendo el número de fans en tu blog o canal si quieres que te envíen dos o más. Para que te envíen cuatro libros, debes tener por lo menos 3000 seguidores, algo factible en youtube, pero muy difícil de conseguir en blogger. 

Algo que destacan en su protocolo, es que siempre se deben pedir los libros que sean novedades del mes y que estén en stock. Una de las editoriales más grande Chile, no tiene stock suficiente para colaborar con bloggers, qué pena. Así que, te envían el catálogo completo con sus novedades del mes, pero en una nota aparte escriben los que puedes pedir, ni se te ocurra pedir algo que no esté en esa lista, porque inmediatamente te acusan de no leer el protocolo. Entonces, en esa lista, vienen los títulos que sí les quedan disponibles. Los cuales, casualmente siempre son de los mismos sellos, en los que abundan las temáticas juveniles e infantiles. Mantuve mi colaboración con la editorial por más de un año esperando que la disponibilidad cambiara, lo cual nunca pasó. Los mismos sellos y las mismas temáticas juveniles y románticas se repetían. Al parecer, nunca podría acceder a los grandes títulos de la editorial, aunque mantuviera mi colaboración por más años, ya que las otras novedades siempre van a parar a otros medios, y nunca quedan para los bloggers. Un día me atreví a pedir unos títulos fuera de la lista, y me contestaron que no quedaban en stock. Al otro día esos libros por los que pregunté, aparecían en la fanpage de Facebook de la editorial, en un concurso masivo donde regalaban varios de ellos. ¿Triste, verdad? Rogar por un libro... 
Al final, siempre termino comprando los libros que quiero leer de ellos, porque nunca los tienen en stock.

¿Interesante todo? Les cuento más. Si no reseñas los libros que pides dentro del mes, el protocolo dice que te suspenden la colaboración por tres meses. Bien, es importante enviar las reseñas dentro del plazo. En el mes de Mayo envié todas mis reseñas a tiempo por mail; de la editorial me dieron las gracias por lo que envié. Ayer, 1 de Junio, pedí la colaboración de costumbre, pero la respuesta fue que yo debía las reseñas de Mayo. Me di el trabajo de buscar los mails antiguos y reenviarlos a la persona encargada. La respuesta fue que no habían archivado mis reseñas, que fue un error. No es primera vez que sucede, en Enero me sucedió exactamente lo mismo. Ni siquiera les importa lo que les envío... no hay seriedad ¿Para qué seguir colaborando con una editorial así?

Les dejo unas cifras: su catálogo del mes de junio, consta 38 novedades. De las cuales, solo 13 estaban disponibles para bloggers, y seis de ellas infantiles. ¿Puede estar más claro?

No soy de colaborar con múltiples editoriales, solo colaboro con otra más. Ellos no tienen protocolos, no ponen límites en tus seguidores, y ponen todo el catálogo a disposición. Te envían todos los libros que quieras mientras cumplas con tus reseñas. Hay mucha diferencia. 

Espero que mi experiencia sirva para los booktubers o bloggers que colaboran o colaborarán con Penguin Random House Chile. No se conformen con poco, su trabajo de blogger vale mucho, exijan lo justo. No sé cómo funcionará la colaboración con Penguin en el resto de los países, pero por lo que me han contado es mucho mejor que en Chile. Espero con ansias que me cuenten sus experiencias. ¡Saludos a todos!

Ricardo Carrión
Administrador del blog


lunes, 29 de mayo de 2017

¿En qué orden leer Rayuela?

Guía de lectura: ¿En qué orden leer Rayuela? 

ricardo-carrion

Mucho se ha hablado de la complejidad de leer Rayuela de Julio Cortázar. Más que su contenido, es la fama de Antinovela la que complica a mucha gente. La verdad, es que es todo menos una antinovela, al contrario, es una búsqueda de nuevos caminos para evitar el estancamiento de la novela; para maximizar su potencial. El mismo Cortázar lo confirmó en una entrevista:

"Yo no creo que sea una antinovela... Es la tentativa de buscar nuevas aperturas, nuevas posibilidades novelescas". (Cortázar, Entrevista. 1977).


ricardo-carrion



Cortázar siempre fue muy lúdico para escribir, es por eso que se consagró como un cuentista extraordinario. Él se sentía muy cómodo en el universo del cuento, jugaba con las fronteras y potencialidades de dicha forma narrativa. Los límites del cuento, eran para él como combustible, se apoyaba en ellos para manifestar su ingenio. 

"El cuento tiene un perímetro limitado, y no te podés salir de él, porque entonces, haces un mal cuento". Cortázar, Entrevista. 1977.

Debido a eso, el terreno de la novela se le presentaba poco atractivo, por sus fronteras más amplias, por la extensión, por su rutinaria forma de lectura. Pero poco a poco fue incursionando en ella. Su primera novela publicada fue: "Los premios" (1960). A partir de allí, Cortázar se sintió más capacitado para escribir en larga extensión; pero siempre buscando algo diferente. Fue así que, con Rayuela, busca modificar la actitud del lector de novelas. Le da un papel activo, lo obliga a dejar de ser un lector pasivo, que solo se dedica a "recibir". Entonces, se le ocurre darle la oportunidad de "elegir"; le da diferentes opciones, obligándolo a participar, a ponerse a la par con el escritor. Y, dependiendo de la forma en que decida leer el libro, obtendrá diferentes resultados, que podrá desechar o aceptar. 

Tú, futuro lector de Rayuela, no le tengas miedo. El libro está hecho para que decidas qué leer o no. Aunque te saltes cinco capítulos, porque no te gustaron, siempre hallarás un camino. Rayuela es un caos enorme, en que muchas veces encontrarás sin sentidos y callejones sin salida. Recuerda que Cortázar tiene alma de cuentista, y que, aunque él no lo haya querido, cada capítulo es un cuento. El libro tiene un total de 155 capítulos, y está dividido en tres partes: Del lado de allá, Del lado de acá y De otros lados. 

Hay tres formas de leer Rayuela: 


Primera Forma


Leer los capítulos en orden cronológico, vale decir, leer de la forma tradicional, en un mismo sentido.  Iniciando en el capítulo uno, con esta opción, Cortázar aconseja que, solo leas hasta el capítulo 56. En ese momento el libro habrá terminado. En esta primera forma, debe dejarse fuera la tercera parte del libro: "De otros lados". 

Segunda Forma


Que la leas de la forma en que Cortázar aconseja, vale decir, siguiendo una lista de capítulos seleccionados por él. La cual encontrarán al comienzo del libro, y comienza en el Capítulo 73. Si no la tienen en su ejemplar, les dejo una imagen sacada de mi edición:

ricardo-carrion

En este orden que señala Cortázar, ocurre un efecto muy original de lectura, porque pasas rápidamente de los primeros capítulos del libro a los finales, y viceversa, vale decir, saltas a través del libro, capítulo a capítulo, número a número, como si se tratara de una Rayuela, el juego infantil, en que se basó el autor para darle la estructura al libro. 

Para facilitar la navegación del lector en el libro, todas las páginas cuentan con el número del capítulo al que pertenecen en la esquina superior, para así encontrarlos rápidamente. También, al finalizar el capítulo, viene entre paréntesis, el capítulo al que debe dirigirse para continuar la lectura. 

En la fotografía pongo el ejemplo de la última página del capítulo 30. En la esquina superior se ve claramente el número del capítulo, y, al finalizar aparece un número entre paréntesis, que indica, que la lectura debe continuar en el capítulo 57. 

Así, ideo Cortázar la lectura de Rayuela; en un orden poco tradicional. 


ricardo-carrion


Tercera forma


Léela como quieras. Sí, porque Rayuela fue hecha para que elijas lo que quieras leer, ni siquiera es necesario que leas el libro completo, lee lo que se te antoje, de la manera que prefieras, incluso combinando las dos primeras formas. Sin orden, déjate llevar por lo que sientas. En mi opinión personal, Rayuela es un libro para sentirlo y no para entenderlo. 


Espero les haya gustado la entrada. Y sobre todo, se animen a leer a Cortázar, él les da todas las libertades posibles para leerlo. De hecho estaría muy contento porque lo cuestionen y odien sus libros jaja. No le tengan miedo. ¡Saludos!

Ricardo Carrión. 
Administrador del Blog

viernes, 26 de mayo de 2017

Reseña Nº 159: Vínculos de vida

Vínculos de vida 

PNL Cuántica, Arquetipos y Constelaciones Familiares


elige-un-libro
Jessica Riberi
Ediciones B
200 Páginas
No ficción

Llegué a este libro por simple curiosidad. Una amiga, en una ocasión, comentó su intención de estudiar PNL. Yo, en mi ignorancia, le pregunté qué significaban dichas siglas, fue así como supe de la existencia de la  Programación Neurolingüística.

Si se fijan, a primera vista, el título parece complejo y algo enredado. Así que, voy a hacer esta reseña más esquemática, para que puedan apreciar, de mejor manera, el contenido del libro. Vamos por partes:

¿Qué es la Programación Neurolingüística?

La autora lo define como un modelo de trabajo, vale decir, el esquema teórico de un sistema, mediante el cual, puedes conectar tu realidad con lo que deseas crear en ella. Y, esto se logra, detectando distintos caminos o programas que hay en nuestro cerebro, los cuales podemos reconocer  a través de un proceso neuronal estimulado por el lenguaje, ya sea corporal o verbal. La PNL ayuda a encontrar dichos caminos y, así, aprender a seleccionar vías distintas a las que utilizamos habitualmente. 

¿PNL Cuántica?

También es conocida como PNL de tercera generación. Es la PNL tradicional, que incorpora los avances científicos de la física cuántica, utilizándolos como fundamentos para revelar la imposibilidad de separar la realidad de la intención del observador. Es decir, que hay tantas realidades como las que pueda desear un observador. Partiendo de la base de que las partículas subatómicas son paquetes de energía vibrante. Y, esa energía, puede transformarse y modificar la realidad, de acuerdo al grado de unidad que alcance con la persona que observa. ¿Interesante, verdad?

¿Pero, cómo lograr esa unidad?

Respuesta: Mediante arquetipos y constelaciones familiares. ¿Ahora va adquiriendo más sentido el título, verdad?
Bien, hablábamos de unidad, de una conexión con el todo. Esto se logra mediante un estado centrado de conciencia. Lo que permite la conexión con el entorno y los demás, generando una amplia visión de la existencia. Eso conlleva bienestar y calidad de vida.

"Esta presencia con conexión a los demás y al sistema del cual se forma parte, generalmente crea una silencio interior y la vivencia de la calma, desde donde experimentamos la melodía de la vida en su diversidad". Pág. 12. 

Para lograr un estado centrado de conciencia, debemos ir hacia el origen de todo, al momento de nuestro nacimiento. Cuando nacemos, comenzamos inmediatamente a formar parte de una familia, tenemos padres, antepasados, hermanos y, entre todos, conformamos un gran campo lleno de interacciones, donde cada acción o hecho, afecta a cada uno de los miembros, ya sea de forma inmediata o futura, es decir, que incluso, las acciones de nuestros antepasados resuenan en nuestro presente. Por eso, es tan importante comprender nuestra constelación familiar. Mejorar y entender los vínculos con nuestra familia es el primer paso para aclarar nuestra relación con la vida.

"Mis comportamientos están condicionados por mi historial personal y también, por la de mis ancestros". Pág. 27.

Todos queremos vivir, pero nuestra actitud frente a la vida puede ser positiva o negativa. Inconscientemente hemos elegido una de esas opciones o sus respectivos matices, cuyos polos opuestos son: el Sí a la Vida y el No a la Vida. A través de la profundización en los Arquetipos y constelaciones familiares, podremos descubrir de donde proviene el motivo de nuestra elección, que casi siempre tiene un origen familiar, el cual desconocemos conscientemente.

Al conocer y aceptar nuestro lugar en la familia, podremos dar el gran paso de aceptar con gratitud todos sus flujos de energía, para mejorar nuestra posición frente a la vida; centrando nuestro estado de conciencia.

Ésta es una explicación a grandes rasgos, ya que no hay un camino absoluto para comprender los misterios de nuestra realidad. Todo es personal, y los hechos que provocan las distintas posiciones frente a la vida, son tantos, como personas hay en el mundo.

¿Qué encontraremos en el libro?

Las explicaciones a todos los conceptos que les he ido mencionando, desde el experimentado punto de vista  de una profesional. El libro tiene cinco capítulos, y en todos ellos hay un equilibrio entre una explicación teoría, que viene respaldad rigurosamente con fuentes en los pie de página, y ejemplos reales de dichas teorías, que provienen de diferentes casos de la práctica profesional de Jessica. Contar con la teoría y los ejemplos, es ideal para una completa comprensión de lo que la autora nos quiere explicar.

Cada capítulo entrega la información escalonadamente. El primero entrega las bases para el entendimiento general y luego, en los sucesivos, se va profundizando en la materia. Hay un efecto sinérgico, ya que los conocimientos adquiridos en los primeros capítulos se reiteran y complementan a medida que se avanza en el libro. Para llegar finalmente al didáctico capítulo cinco, donde el lector puede aplicar todo lo aprendido a través de un trabajo personal.

Este libro ha sido toda una experiencia para mí, una verdadera guía de desarrollo personal, que influirá positivamente en todo aquel que busque mejorar su vínculo con el destino.

"Decimos sí a nuestro destino, como punto de partida de nuestro camino creativo en la vida, abriendo un canal de abundancia". Pág. 116.

Muchas gracias a Ediciones B Chile por el envío del ejemplar






martes, 23 de mayo de 2017

Reseña Nº 158: El zorro y la estrella

El zorro y la estrella

elige-un-libro

Coralie Bickford-Smith
Penguin Random House
Nube de tinta
64 páginas
Fábula infantil

Este precioso libro ilustrado tiene como protagonistas a un objeto inanimado como lo es una estrella y a un pequeño animal, un zorro. Es un relato breve, muy sencillo, que nos deja al final una gran enseñanza. 

Zorro desde muy pequeño temía alejarse de su madriguera ubicada en un frondoso bosque. Le asustaban los inmensos árboles, más grandes que él. Pero todas las noches una estrella iluminaba su camino y lo acompañaba en sus correrías; era su única amiga. Hasta que un día...

"Zorro llamó a estrella, pero estrella no apareció" Pág. 24.

Desde ese punto, el relato detalla las acciones de zorro sin la presencia de su amiga estrella, hay una pequeña evolución en él, que lo hace tomar una decisión. 

"Había llegado el momento de ir a buscar a estrella" Pág. 32.

La historia hace hincapié en la dependencia que el zorro tiene de la estrella y en la comodidad de quedarse estancado en una misma rutina. Mientras zorro cuenta con estrella, no evoluciona. Esa pequeña ayuda que estrella le brindó en un comienzo, no era para que se quedara en esa misma situación, sino un pequeño empujón para que comenzara su vida. El camino que recorre zorro sin estrella, está lleno de pequeñas lecciones, entre ellas, la más importante: que los problemas nos ayudan a crecer y siempre habrá algo mejor después de ellos. 

Es un libro ideal para niños, pero también para adultos. La historia se entiende a la perfección sin necesidad de leer los pequeños textos. Si un niño no sabe leer, no tendrá problema en sumergirse en esta preciosa fábula. Me da la sensación que el texto está incluido para que los adultos podamos entender de qué trata el libro; hemos perdido la capacidad de observación que teníamos cuando niños.

Hay tantos detalles en cada una de las imágenes. Te puedes quedar mucho tiempo mirándolas, comunican, tienen su lenguaje propio. Hay un excelente uso de los colores. La historia inicia con colores vivos cuando zorro cuenta con estrella pero, cuando estrella desaparece, las ilustraciones se tornan más oscuras y grises. A medida que zorro evoluciona como personaje, los colores comienzan a volver poco a poco. 

La edición es de lujo con tapa dura y una portada preciosa, llena de detalles. Las páginas son gruesas y firmes, ideal para que un niño las pueda hojear sin romperlas. Una calidad increíble. 

A continuación les dejo unas imágenes para que puedan apreciar mejor el contenido del libro.  



elige-un-libro


elige-un-libro


elige-un-libro

elige-un-libro

Muchas gracias a Penguin Random House Chile por el envío del ejemplar.

Reseña Nº 157: La chica que dejaste atrás.

La chica que dejaste atrás. 


elige-un-libro
Jojo Moyes
Suma de letras
Penguin random house
528 páginas

En el marco de la primera guerra mundial. El pueblo francés de St. Péronne fue el primero en caer en manos alemanas, en el otoño del año 1914. En ese momento se encontraban muy pocos hombres en el pueblo, ya que la mayoría se había marchado al frente de batalla durante la primera parte del otoño. Por ese motivo, las mujeres se ocupaban de todas las tareas domésticas. Entre ellas, se encontraban las hermanas Sophie y Hélène, quienes decidieron mantenerse juntas cuando sus maridos se tuvieron que marchar. Se dedicaban a administrar el hotel de su difunto padre: Le Coq Rouge.

Luego de que su pueblo cayera en manos de los alemanes, las condiciones de vida se volvieron precarias en St. Péronne, ya que los soldados alemanes liderados por su comandante, impartían toques de queda, saqueaban las casas, y controlaban los escasos alimentos. También ponían restricciones a las obras de arte que decoraban los hogares. Sophie es la esposa de Édouard Lefèvre, un reconocido pintor. El cuadro que él hizo de ella, titulado La chica que dejaste atrás, se mantiene decorando el hotel, ya que Sophie se resiste a guardarlo. Lo que ocasiona que en una de las inspecciones a su casa, el comandante alemán lo viera, pero no dice nada a Sophie, y solo se dedica a observarlo.

"...se queda mirando el retrato de la La chica que dejaste atrás, que reluce alegre sobre su marco dorado sobre la pared de enfrente entre los tonos apagados de agua del Nilo y gris del resto de la habitación". Pág. 184. 

Días más tarde el comandante decide que el Hotel de Sophie y su hermana es ideal para que altos rangos militares alemanes cenen todas las noches, por lo que prácticamente las obligan a cocinar para el enemigo, pero con la ventaja de que les entregan alimentos para cocinar. Lo que genera resquemor y envidia en el resto de los habitantes del pueblo. Esta situación va resquebrajando la poca fortaleza que le queda a Sophie, que extraña y teme por la vida de su marido en el frente; no solo debe obedecer a los alemanes, sino también temer a sus propios vecinos.
Durante las cenas, el comandante alemán, no pierde oportunidad de apreciar el cuadro, como si estuviera embrujado por él, y, al mismo tiempo, de Sophie.
La desesperación lleva a Sophie a tomar una medida drástica, ya no puede aguantar más, y, aprovechándose de la debilidad que siente el comandante alemán por ella, le pide un favor. Rompiendo todos los protocolos y arriesgando su propia vida, le propone un trato. La confianza en aquel hombre, podría ser un camino hacia la salvación o hacia el  mismo infierno.

"Mi querida Sophie, tú y tu fe, tu optimismo ciego en la naturaleza humana". Pág. 431. 

El retrato de La chica que dejaste atrás se ha perdido en el tiempo, y reaparece el año 2006, en la casa del famoso arquitecto David Halston. Ha sido visto a través de un programa de televisión que mostraba el diseño de su casa. Los descendientes de Édouard Lefèvre ven el cuadro y contratan a una organización especializada en la devolución de obras de arte por saqueo o venta forzosa durante la guerra: Trace and return partnership (TRAP).

Han pasado cuatro años desde que ese programa fue emitido, y las cosas han cambiado un poco. David ha muerto, y su esposa Liv no ha podido recuperarse del trauma. Se alejó de sus amigos,  nunca volvió a intentar relacionarse con otro hombre. Tiene problemas económicos severos, y podría perder la hermosa casa que construyó su marido. Hasta que un día conoce a Paul, y la vida comienza a tener color para ella nuevamente.

Cuando Paul McCafferty, uno de los directores de TRAP, recibe el encargo de localizar y recuperar La chica que dejaste atrás, desconoce que el cuadro está en la casa de la propia Liv. Y se ve, en la difícil situación de tener que decidir entre el amor y la profesión.

Desde ese momento el cuadro comienza a ser un elemento de disputa, tal y como lo fue noventa años en el pasado. Pone a Paul y Liv en bandos opuestos, que los llevará incluso a los tribunales de justicia. Por un lado, Paul debe pensar en su empresa, por otro, Liv aprecia el cuadro porque fue un regalo de su difunto marido. Esta lucha legal, los lleva a indagar en la historia de Sophie y el cuadro. El descubrimiento de lo que en realidad le sucedió a Sophie, termina por resolver el conflicto.

"Simplemente creo que el destino os ha gastado una broma muy pesada y los ha puesto en bandos opuestos". Pág. 365.

Esta mezcla entre una historia pasada y una actual, no fue bien llevada a cabo por la autora. Tiene demasiados elementos, tantos, que no supo profundizar en ellos y el relato se volvió muy plano. La historia de Sophie, que se desenvuelve a principios del siglo XX, fue muy poco desarrollada. Se supone que es una historia de amor, pero al mismo tiempo debe hablar de la invasión alemana, de los problemas con las personas del pueblo, de las dificultades alimenticias, del abandono de los hombres, y, para colmo, incluyó la historia de un personaje secundario, que, resultaría clave hacia el final del libro, pero eso le trajo consecuencias, porque se convirtió en un relato sin sorpresa, y solo se dedicó a contar hechos, dejando de lado la magia del romance, la cual intentó hacer aflorar a costa de flashbacks de los días en que Sophie conoce a Édouard Lefèvre, pero sin lograr profundizar.

Luego de relatar el comienzo de la historia de Sophie, se traslada a la época contemporánea, principios del siglo XXI. Nos relata la historia de Liv, la cual se asemeja en cierta forma a la de Sophie, ya que también ha perdido a su marido, y debe afrontar por si sola las deudas y gastos para vivir. También satura de elementos este relato, ya que debe describir la vida de Paul, y el trabajo que desarrolla en la organización TRAP, además de explicar en qué consiste la organización. Luego les inventa un encuentro y un romance bastante desabrido y llenó de clichés, que termina en un amor instantáneo.
Tanto en la historia del pasado como en la contemporánea, incluye personajes que lo único que hacen es rellenar y quitar espacio al desarrollo en profundidad de los personajes principales. Le sobran personajes y diálogos al relato, hay demasiado relleno, por eso resulta muy plano y predecible.

Coloca el retrato La chica que dejaste atrás como el elemento unificador. Intenta que los dos romances frustrados en épocas diferentes se parezcan, tengan similitudes. Lo cual encontré que fue un error, ya que no se puede comparar los horrores de la primera guerra mundial que vivió Sophie, con la sencilla vida contemporánea de Liv, no hay punto de comparación, y, aun así, pone en boca de las protagonistas, frases iguales, como si se tratara de una reiteración del pasado. Las historias son demasiado diferentes y no se pueden comparar, forzó algo que no tenía sentido.

La historia contemporánea es a la que le dedica más páginas, no hay un equilibrio. El relato de Sophie termina dilucidándose dentro del de Liv, en formato epistolar, lo que me pareció un recurso demasiado falto de sentido literario por parte de la autora. Al principio, nos mostró personajes concretos, y al final solo nos entrega ecos de sus vidas pasadas. Se evita trabajo y detalles importantes al acortar camino por medio de viejos diarios y cartas del pasado.

En conclusión fue un libro que debió centrarse en una sola historia, la dicotomía resultó en un torrente innecesario de información, en que ninguno de los dos caminos puedo explotar todo su potencial.

Muchas gracias a Penguin Random House Chile por el envío del ejemplar.